jueves, 31 de octubre de 2013

EL DISCIPULADO NO ES OPCIONAL

En Mateo 28:19-20 nuestro Señor Jesucristo dice: “Por tanto, id, y haced discípulos a todas la naciones, bautizándolos…enseñándoles que guarden todas las cosas que os he mandado”. El discipulado involucra llevar a las personas a Cristo y encaminarlo hacia la madurez. El Señor Jesucristo discípulo a doce hombres, y en el libro de los Hechos los vemos a ellos discipulado a otros. Más de dos mil años  después, usted y yo seguimos llevando adelante lo que el Señor Jesucristo comenzó. Tenemos que continuar con esa misión: “Lo que has oído de mí ante muchos testigos, esto encarga  a hombres fieles  que sean idóneos para enseñar también  a otros” (2Timoteo 2:2). Cada cristiano está participando en una carrera de relevos. Cada uno de nosotros toma el testigo y se lo entregamos en la mano a otros.

Discipular es una función en las que todos en la iglesia deben estar involucrados. No es opcional. Tenemos que llevar a las personas al conocimiento  del Salvador y luego pasar con ellos por el proceso de ayudarlos  a madurar. Todos tenemos que discipular a aquellos que el Señor pone en nuestro camino.


Quizás, usted sienta que no sabe mucho. Busque a alguien  que sabe menos que usted  y dígale lo que sabe. Busque a alguien que sabe más que usted  y escúchele con atención. Enseñe y aprenda. Todos tenemos que meternos en ese proceso. Nunca nos aislemos, sino que  seamos parte de una cadena de muchos eslabones unidos. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada