miércoles, 4 de julio de 2012

El Vencedor…

El 'Nuevo Nacimiento', también nos da la bendición de ser vencedores…

1 Juan 5:4 
“Porque todo lo que es nacido de Dios vence al mundo; y ésta es la victoria que ha vencido al mundo, nuestra fe”.

Esta es una declaración bíblica que no podemos pasar por alto. Pues la razón por la que somos vencedores, según el texto bíblico es porque hemos sido "nacidos de Dios". En el mundo tendremos aflicción, pruebas, tentaciones, dificultades y adversidades de todo tipo ya sean espirituales o físicas, y nuestra victoria está garantizada. Nótese que dice, lo que es nacido de Dios "vence"; no dice "puede vencer". Esta verdad también está presentada en Romanos respecto a los que son 'amados de Dios.

Romanos 8:36-39
“Como está escrito: Por causa de ti somos muertos todo  el tiempo; Somos contados como ovejas de matadero. Antes, en todas estas cosas somos más que vencedores por medio de  aquel que nos amó. Por lo cual estoy seguro de que ni la muerte, ni la vida, ni ángeles, ni principados, ni potestades, ni lo  presente, ni lo por venir, ni lo alto, ni lo profundo, ni ninguna otra cosa creada nos podrá separar del amor de Dios, que es en Cristo Jesús Señor nuestro”.

La única razón por la que fuimos 'Nacidos de Nuevo' en primer lugar, fue porque Dios en su soberanía y en su amor nos escogió para salvación desde antes de la fundación del mundo. Así que el “Nuevo Nacimiento” es resultado directo del amor incondicional y eterno de Dios por nosotros.   

El “Nuevo Nacimiento” trae una nueva naturaleza a los hijos de Dios, les hace participes de la naturaleza divina. Dios no peca. El que es nacido de Dios es un ser espiritual y la semilla de Dios está en él.

1 Juan 3:9 
  “Todo aquel que es nacido de Dios, no practica el pecado, porque la simiente de Dios permanece en él; y no puede pecar, porque es nacido de Dios”.







No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada