lunes, 2 de julio de 2012

El Medio Utilizado para el Nuevo Nacimiento

Es cierto que Dios es Todopoderoso y no necesita 'herramientas' para hacer nada, sin embargo, El ha determinado que ha de obrar por 'medios'.  La manera o el medio por el cual Dios obra la regeneración en el pecador es por medio de la Palabra, o sea la predicación del evangelio.  Es la palabra de Dios la que 'con el poder del Espíritu Santo' puede obrar el cambio al corazón del hombre.  La palabra de Dios es poderosa (Rom. 1:16) para causar fe salvadora. Cristo mismo dijo “mis palabras son espíritu y son VIDA”.   Cuando el mensaje es predicado, la palabra de Dios trae VIDA al corazón es por eso es poderosa, porque vivífica los muertos. Por cierto, lo que hace la palabra es hacer ‘renacer’ al pecador:

Santiago 1:18
 El, de su voluntad, nos hizo nacer por la palabra de verdad, para que seamos primicias de sus criaturas”.

1 Pedro 1:23
“Siendo renacidos, no de simiente corruptible, sino de incorruptible, por la palabra de Dios que vive y permanece para siempre”. 

La Palabra de Dios (La Biblia) es clara en cuanto a este punto y no muestra ambigüedades: La tarea de la Palabra ES DAR VIDA. Así es como la Palabra de la cruz salva, dando vida para que el que oye con oídos 'naturales' pueda escuchar con oídos 'espirituales', y eso lo hace Dios por gracia. Por eso dice el Apóstol  Pablo: "NOS DIO VIDA cuando estábamos muertos en delitos y pecados." Anteriormente vimos que el no-regenerado es "sordo" espiritualmente hablando, por eso la Palabra de Dios 'abre el oído' de manera que el hombre pueda 'escuchar' con entendimiento.  La Biblia nos declara "Así que la fe es por el oír, y el oír, por la palabra de Dios." (Romanos 10:17).  Es muy interesante que este pasaje tan utilizado por muchos dice que lo que causa la fe es "el oír", pero muchos no se dan cuenta que el oír viene por medio de la Palabra de Dios.  Es decir, la palabra es la que trae el oír, o abre el oído - eso es regeneración - de nuevo repetimos, las palabras de Dios "SON ESPÍRITU y VIDA".

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada